Limpieza de nuestra cámara y lentes

Aquí os dejo una serie de consejos para mantener la cámara y los objetivos en buen estado. Cómo y con que limpiar nuestro equipo. Tenéis los enlaces a Amazon, aunque podéis comprarlos en cualquier lugar, pero compobar siempre que sean marcas de calidad.

Lo primero y más importante es no obsesionarse nunca con la limpieza de la lente del objetivo. Un error que solemos cometer habitualmente es limpiar sin necesidad la lente de los objetivos. Esto en lugar de ayudar puede ser perjudicial, ya que a la larga estaremos dañando nuestra lente. Concretamente la capa de recubrimiento antireflejos que está por encima del cristal. Si limpiamos sin necesidad acabaremos dañando esa capa y aparecerán rayas.

Hay que darse cuenta que en principio no todas las motas de polvo que podemos ver sobre la lente afectarán a la fotografía, así que nada de obsesionarse con esto. De hecho el mayor problema con el polvo no es el que está sobre la lente, si no el que está dentro del objetivo. De una forma o de otra siempre entra polvo y sin embargo no nos afecta a las fotos. Lo mismo ocurre con el de la superficie.

Voy a mostraros mi método de limpieza y los materiales que utilizo, intentando que sea lo menos agresivo con nuestro equipo.

¿Que necesitamos?

Un soplador
Un Lenspen
Una gamuza de microfibra

No recomiendo utilizar líquidos limpiadores. Los líquidos tienen el problema de que pueden llegar a ser abrasivos con el uso prolongado, además de que pueden colarse al interior del objetivo.

Soplador

El soplador es una pera con un canutillo que apretando soltamos aire sobre el cristal. Como puede acumularse polvo también en el interior del soplador, los primeros “soplidos” es conveniente no darlos directamente a la cámara. De esta forma evitamos meterle polvo.

Lenspen

Un Lenspen o lapiz limpiador de lente es un utensilio con forma de lápiz, lo que hace muy fácil llevarlo siempre con nosotros, que tiene dos partes: En la parte superior un cepillo o brocha retráctil y en la inferior una parte circular con una gamuza que se impregna de invisibles moléculas de carbón con las que conseguimos absorber y limpiar partículas de grasa o aceite sin dañar la lente.

He usado dos, el LensPen original y el de Hama. Los dos son muy buenos.

Realmente es muy sencillo eliminar huellas dactilares o manchas de grasa con un Lenspen.

Gamuza

Una gamuza de microfibra es perfecta para eliminar polvo sin dañar la lente.

Mejor prevenir

Por supuesto para evitar tener que andar limpiando, lo mejor es prevenir. Las partículas de polvo normales son inevitables, pero tenemos que tener especial cuidado al manipular nuestra cámara de no tocar con nuestros dedos la lente. Si estamos en un entorno de mucho polvo tapar siempre el objetivo cuando no utilizamos la cámara y pensar si el ambiente en el que estamos merece la pena para hacer fotos.

Proceso

Siempre que sea posible limpiaremos la cámara y la lente en un lugar limpio, sin polvo y sin corrientes de aire. Comenzaremos limpiando la cámara, sin desmontar la lente.

Soplamos varias veces sobre la cámara para eliminar el polvo superficial, polvo que puede acabar en la lente si no lo eliminamos. Soplaremos sobre las distintas partes de la cámara. De momento con la lente tapada y vamos soplando con fuerza por todos los rincones de la cámara.

Después del soplado usamos el cepillo del Lenspen para terminar de eliminar el polvo que pueda quedar incrustado por los recovecos de la cámara.

Limpieza de la cámara - cepillado

Cepillamos bien con la brocha toda la cámara

Tras el cepillado, con la gamuza de microfibra limpiamos con suaves movimientos la pantalla LCD de la cámara.

Limpieza con la gamuza

Limpieza de cámara

Repetimos el proceso con la gamuza por todo el cuerpo de la cámara. Ya tenemos la cámara limpia. Este proceso que es muy simple podemos hacerlo habitualmente.

Limpieza de la lente:

El objetivo se puede limpiar en la cámara o quitándolo. Si lo quitamos es importante poner la tapa a la cámara para evitar que entre suciedad en el sensor.

Con la lente, comenzamos con el soplador, con cuidado de no tocar el cristal con el plástico del soplador.

Limpieza de lentes

Soplado con la lente desmontada de la cámara.

El sensor de la cámara protegido mientras limpiamos la lente

El sensor de la cámara protegido mientras limpiamos la lente

En la mayoría de las ocasiones, con unos cuantos soplados sobre la lente es suficiente para dejarla en perfecto estado. Pero muchas veces en el ambiente hay partículas grasas que se adhieren a las motas de polvo y estas a nuestra lente. En ese caso, será dificil eliminarlas con el soplador, y aunque las eliminemos quedará la grasa y los aceites. Nos toca usar el Lenspen.

Extraemos el cepillo del Lenspen y cepillamos con suavidad la lente para eliminar las partículas sólidas que podrían rayar la lente si pasamos sin más una gamuza.

Pasamos la brocha con suavidad para eliminar las partículas sólidas

Pasamos la brocha con suavidad para eliminar las partículas sólidas

Colocamos el lenspen en el centro de la lente y vamos haciendo suaves movimientos circulares hacia el exterior de la lente.

Pequeños movimientos circulares desde el centro hacia el exterior

Pequeños movimientos circulares desde el centro hacia el exterior

El Lenspen eliminará sin esfuerzo cualquier mancha de aceite, grasa…

Muchas veces con la gamuza será suficiente para eliminar el polvo si no hay grasa. En los casos de grasa siempre es mucho más fácil con el Lenspen. Yo no salgo de casa sin la gamuza en el bolso por si en algún momento hay alguna salpicadura en la lente, gota de agua o similar. Algo habitual en ambientes húmedos, aunque no esté lloviendo.

Productos que uso:

– Un soplador
– Un Lenspen
– Una gamuza de microfibra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR